• Páginas

  • CURSOS

GUÍA Nº2

GUÍA Nº : 2

Unidad   : Comprensión de lectura  

Lectura Rápida.

    De la misma forma que se puede pasear, andar  deprisa o correr, también se puede  leer  a  distintas velocidades y es positivo tener  la  posibilidad  de leer “en directa” o a máxima velocidad.

    Este Curso de Lectura Rápida ofrece la  posibilidad de duplicar la velocidad de lectura sin  descuidar el requisito fundamental de mantener la comprensión. Por la experiencia que se tiene de cursos  similares a éste, impartidos en  Estados  Unidos, Gran Bretaña, Alemania y los realizados por el  autor  de este programa en España, el promedio de  aumento  de velocidad es del 100%, aunque algunos alumnos llegan a triplicar la velocidad inicial. La comprensión  se suele mantener entre 6 y 7 puntos sobre  10,  medida por un cuestionario de elección múltiple de 10  preguntas.

Este curso va dirigido a estudiantes de  Secundaria, Bachillerato, Universidad y  profesionales  que tengan demasiadas cosas para leer. Sin  embargo,  no es aconsejable para alumnos de Enseñanza Primaria.

    Se trata de hacer una serie de ejercicios específicos que capacitan para adquirir  destrezas  en  la lectura que difícilmente se pueden adquirir sin  estas ejercitaciones.

    Con el paso del tiempo se produce una ligera disminución en el promedio de velocidad, sin mucho cambio en la comprensión.

    Este curso consta de diez lecciones, cada una  de las cuales puede realizarse en una o  dos  sesiones. Se recomienda, además, realizar ejercicios de lectura en casa con libros de dificultad mediana.

    Cada lección consta, en primer lugar, de un texto sobre lectura rápida seguida de una  prueba  de comprensión de 10 preguntas. Después hay cuatro ejercicios con material “sin sentido” para ampliar el campo visual en los que se presenta en un breve espacio de tiempo un grupo de letras y/o números que hay que recordar y escribir a continuación. El mismo ejercicio se repite con palabras y frases. A  continuación hay un ejercicio de lectura rítmica con el texto dividido en columnas que hay que leer con un ritmo determinado. Y por fin, una prueba  de  lectura  sobre distintos animales del doctor Rodríguez de la Fuente aparecidos en La Actualidad Española.

    Esta  lectura puede considerarse como oficial a efectos  de  medir los avances obtenidos. En esta primera lección sobre el  águila real se hará  al principio, antes del resto de los ejercicios. Para el buen aprovechamiento  del curso es necesario realizar todos los ejercicios que se proponen y hacerlos por el orden que se indica.

                                                                             Arturo Ramo García

                                             

1.- En el curso de Lectura Rápida algunos alumnos: 

a) Doblan la velocidad.

b) Triplican la velocidad.  

c) Mantienen la velocidad.

2.- La comprensión se suele mantener: 

a) Entre 5 y 6 puntos sobre 10.

b) Entre 7 y 8.

c) Entre 6 y 7. 

3.- Los cuestionarios de comprensión suelen ser de:

a) Diez preguntas.

b) Veinte preguntas.

c) Treinta preguntas. 

4.- El Curso no es aconsejable a alumnos de:

a) Bachillerato.

b) Universidad.

c) Enseñanza Primaria.

5.- Con el paso del tiempo: 

a) Se mantiene la comprensión.

b) Disminuye la comprensión.

c) Aumenta la comprensión.

6.- Este Curso consta de: 

a) Ocho lecciones.

b) Diez lecciones. 

c) Doce lecciones.

7.- Los ejercicios para casa deben tener:

a) Dificultad mediana.

b) Poca dificultad.

c) Mucha dificultad.

8.- Los ejercicios sin sentido sirven para: 

a) Ampliar la comprensión.

b) Ampliar el campo visual.

c) Ampliar la velocidad. 

9.- El texto dividido en columnas es para:

a) La lectura inicial.

b) La prueba de lectura.

c) La lectura rítmica.

10.- La lectura considerada oficial es la:

a) De animales.

b) Rítmica.

c) Inicial.

 CONSTANCIA

    Muy a menudo, las personas hacen propósitos, se comprometen a algo o con alguien. Yo, tu Ordenador, no soy capaz de nada de esto. Funciono rutinariamente, sin sentido, con terquedad y obstinación, sin capacidad  de rectificar. No puedo tomar decisiones por mi  mismo.  Estamos  en  lo  de siempre. Vosotros sois personas y yo no.

    Es maravillosa la capacidad vuestra para hacer propósitos con vistas a mejorar, para adquirir compromisos, para tomar decisiones; pero todo esto quedaría en humo, si no hubiera constancia. Serían destellos  fugaces  de ese sublime don que es el querer y el entender.

    La constancia más elemental es mantenernos firmes en nuestras decisiones. Pero que sea una decisión buena, porque, si es mala, lo razonable es desecharla.

    ¿Seguimos dando más detalles?

    Persona constante es la que pone en práctica todo lo que sea necesario para llevar a cabo lo que ha decidido.

    En la constancia hay que distinguir:

– La decisión tomada.

– Los medios para llevarla a cabo.

    Es fácil tomar decisiones.

    Lo difícil es cumplirlas. Nos cansamos. Surgen dificultades  imprevistas. Se nos apaga la primera ilusión. Nos desalientan las metas  a  largo plazo. Todos estos son los enemigos de la constancia: unos  están  dentro de nosotros y otros nos acosan desde fuera.

    Para empezar a vivir esta virtud, hay que tener en cuenta estas  dificultades. No te tienes que sorprender de ellas. Conociéndolas, las podrás combatir mejor. Pero te advierto que vas a tener que  echar  mano  de  la fortaleza, de la fuerza de voluntad.

    ¿Consejos?

* Es muy conveniente que des a conocer tus  propósitos  a  la  persona idónea, para que te oriente y aconseje.

* Debes tener muy claro el contenido de tus decisiones, con el fin  de que también te sean patentes los medios a poner.

* Has de ver con evidencia que los medios a poner son los adecuados  y proporcionados para el éxito que pretendes.

* Para evitar el desaliento, ante la lejanía en el tiempo del objetivo a conseguir, debes marcarte hitos intermedios, metas más cercanas,  inmediatas.

* Ante los posibles fallos en la constancia, debes recordarte  que  te estás traicionando a ti mismo, y debes reflexionar sobre tu  dignidad.

* Recuerda con frecuencia los propósitos que has hecho.

    Estoy seguro de que no quieres ser veleta  que  gira  a  capricho  del viento, veleta constantemente inconstante. ¿Verdad que no?

 

 

11.- Los propósitos de mejora pueden quedar en humo sin la:

a) Lealtad.

b) Constancia.

c) Amistad. 

12.- La constancia elemental es:

a) Mantenerse en la resolución tomada.

b) Hacer propósitos para mejorar.

c) La capacidad de rectificar. 

13.- Lo más fácil es:

a) Cumplir las decisiones.

b) Llevar a cabo los compromisos.

c) Tomar decisiones. 

 

14.- Para vivir la constancia hay que prever:

a) El éxito futuro.

b) Las dificultades personales y externas.

c) Los costes económicos. 

15.- Para mejorar en constancia es conveniente:

a) Marcarse metas intermedias.

b) Explicar las decisiones a todos los amigos.

c) No pensar demasiado en los medios. 

16.- En la constancia hay que distinguir la decisión tomada y:

a) Los medios para llevarla a cabo.

b) Los compromisos adquiridos.

c) Las decisiones anteriores. 

17.- La persona constante es la que:

a) Se compromete a algo.

b) Sabe rectificar.

c) Pone en práctica lo necesario para conseguir lo decidido. 

18.- La constancia es una virtud difícil porque:

a) No sabemos comprometernos.

b) Nos cuesta decidirnos.

c) Nos cansamos. 

19.- Para ser constante, hay que apoyarse en:

a) La fortaleza.

b) La lealtad.

c) La amistad.  

20.- La falta de constancia se compara a:

a) Un viento huracanado.

b) La torre de una iglesia.

c) Una veleta movida por el viento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: